El cuidado de la dentadura de tu bebé

Preguntas comunes

Aquí están algunas de las preguntas y respuestas más comunes sobre el cuidado de los dientes del bebé.

¿Cuándo debo empezar a limpiar los dientes de mi bebé?

Tan pronto veas que hay un diente próximo a salir (generalmente entre los 5 y 9 meses de edad), debes comenzar a limpiar sus encías y dientes.

¿Cómo debo limpiar sus dientes y encías?

Comienza con un paño húmedo y suave y frota suavemente sus encías y tan pronto como creas que puede tolerar un cepillo de dientes en su boca, hazlo con uno que sea de cabeza compacta y tenga cerdas suaves. No olvides que el cepillo de dientes debe ser cambiado cada 3 meses o cuando empiece a mostrar signos de desgaste.

CONSEJO - Compra dos cepillos, uno para ti y uno para el bebé y tomen turnos para cepillarse.

¿Por qué es importante cuidar sus dientes de leche si igual se van a caer?

Hay muchas razones por las que es importante mantener sanos los primeros dientes. Sin ellos su proceso del habla se vería afectado, serían incapaces de comer una gran cantidad de alimentos y no tendrían esa magnífica sonrisa. Adicionalmente, los primeros dientes también mantienen los espacios correctos para cuando lleguen los siguientes.

¿Está bien usar pasta de dientes con mi bebé?

Se recomienda que esperes hasta que tu hijo tenga 2 años para introducir la pasta de dientes, incluso entonces se recomienda que utilices una que sea apta para niños. Estas tienen un nivel reducido de flúor y un nivel de calcio especialmente formulado para dientes jóvenes.

¿Cuándo debo llevar por primera vez a mi hijo al dentista?

Idealmente sería alrededor de su primer cumpleaños y definitivamente antes de que cumplan 3 años. En esta visita, el dentista evaluará la alineación de la mandíbula, comprobará cualquier señal de caries en los dientes y te ofrecerá orientación para cuidar mejor su dentadura.

¿Hay alguna pista sobre cómo hacer que la experiencia no sea estresante?

Prepara a tu hijo para una visita al dentista mediante la lectura de libros sobre este tema o jueguen al dentista con juguetes o muñecas. Explícale que a algunos dentistas les gusta usar máscaras sobre sus bocas y enséñale a abrir la boca como un pez para que el dentista pueda echar un vistazo. Recuerda no usar palabras negativas al hablar de la visita como "miedo", "aguja", "daño" o "taladro". Estas tienden a asustar a los adultos así que imagínate lo que pueden causar en los niños.

Algunos libros sugeridos son:

• Tusk Trouble - Primeras experiencias de Jane Clarke y Cecilia Johansson

• Andrew Loose Tooth de Robert Musnch

• Open wide de Laurie Keller

• The Berenstain Bears Visit the Dentist by Jan and Stan Berenstain

He oído a otras mamás hablar de la "boca de biberón", ¿qué es?

"Boca de biberón" es el término usado para describir la caries causada por el ácido que ataca los dientes, generalmente a los delanteros y sucede después de un contacto prolongado con cualquier líquido que no sea el agua. Como sugiere el término, generalmente ocurre cuando los bebés y los niños se les permite beber durante largos períodos de tiempo de un biberón. Esto puede suceder cuando se les permite ir a la cama con el tetero, sin embargo, no se limita a esto, los bebés amamantados durante largos períodos de tiempo también pueden desarrollar este tipo de complicación.

Para evitar la aparición y el desarrollo de la caries, intenta seguir estas sencillas indicaciones:

• Solamente permite el uso del biberón para las comidas y no como una herramienta de confort a la hora de acostarse.

• Evita darle jugos, refrescos u otras bebidas azucaradas en un biberón.

• Enseña a tu hijo a beber de una taza o con un pitillo tan pronto como esté listo, normalmente alrededor de los 12 meses.

• Mantén buenas prácticas dentales y cepíllale los dientes con regularidad.

¿Qué alimentos debo evitar para mantener saludables los dientes de mi hijo?

Evita los alimentos ricos en azúcar, especialmente aquellos que se mantienen en la boca durante mucho tiempo como dulces, caramelos, refrescos y jugos. Las tabletas masticables de vitamina C también se han identificado como nocivas para los dientes sanos.

Algunos alimentos saludables como los frutos secos también contienen altos niveles de azúcar por lo que debes motivar a los niños a enjuagarse la boca después de comer estos alimentos.

¿Chuparse un pulgar puede causar problemas dentales?

Si la succión del pulgar se prolonga por años hay una alta posibilidad de que tu hijo tenga una mordida abierta, dientes torcidos y posibles cambios en la mandíbula superior.

¿Cuáles son los principios básicos de la atención dental para los niños?

La Asociación Dental Australiana sugiere estas pautas para mantener los dientes sanos:

• Disfruta de los alimentos nutritivos, especialmente aquellos ricos en calcio y bajos en ácidos y azúcares.

• Come bocadillos saludables, como queso y fruta.

• Bebe mucha agua del grifo, especialmente si es fluorada.

• Cepilla los dientes con una pasta dental con bajo contenido de flúor desde los dos años de edad y hasta los 7 años.

• Utiliza un cepillo de dientes de cabeza y cerdas suaves.

• Cepilla los dientes al menos dos veces al día, lo ideal es hacerlo después del desayuno y justo antes de acostarse.

• Visita a tu dentista regularmente, no esperes a tener un problema para hacerlo.

• Las visitas al dentista deben comenzar desde muy joven, por lo menos desde los 3 años.

Nuestra agua no contiene flúor, ¿debo darle a mi hijo una dosis extra?

El flúor juega una parte importante en mantener los dientes sanos, sin embargo, antes de darle un suplemento de flúor debes hablar con tu dentista.

¿Cómo sabré cuando a mi bebé le estén saliendo los dientes?

Algunos de los signos más claros que indican que los dientes están saliendo son:

• Encías ligeramente inflamadas y rojas, pueden tener un bulto

• Puede aparecer un brote dental blanco debajo de la encía

• Un aumento en el babeo, además suelen querer morder los dedos y otros objetos.

• Irritabilidad y signos de dolor.

Para aliviar esta molestia, es posible usar paracetamol, un gel dental sin aspirina y permítele chupar y morder anillos dentales fríos.

¿Hay alguna verdad en las historias de enfermedades asociadas con la aparición de la dentadura?

Muchas mamás informan que su bebé ha padecido uno o varios síntomas cuando los dientes están rompiendo las encías como fiebre leve, diarrea leve, dolor e irritabilidad. Sin embargo, no hay pruebas concluyentes de que éstas estén relacionadas con la aparición de los dientes así que no debes asumir que esta es la causa de la enfermedad y por tanto debes buscar consejo médico.

¿Cuándo podrá mi hijo cepillarse los dientes por su cuenta?

Generalmente, cuando tu hijo tenga cerca de 5 años será absolutamente capaz de cepillar sus propios dientes, sin embargo, se recomienda que continúes asistiéndolo y vigiles su cepillado hasta alrededor de los 7-8 años.

¿Qué orden reciben los dientes de leche?

Por lo general, aunque no siempre, los dientes de tu bebé aparecen en este orden:

1. Los incisivos inferiores

2. Los incisivos superiores

3. Los dientes laterales superiores

4. Los dientes laterales inferiores

5. Los primeros molares superiores (dientes posteriores)

6. Los primeros molares inferiores

7. Los caninos superiores

8. Los caninos inferiores

9. Los segundos molares inferiores

10. Los segundos molares superiores

Es probable que tu hijo tenga todos sus primeros dientes, también conocidos como dientes de leche, alrededor de los dos años y medio de edad.

Te puede interesar

Tecnicas de lectura para ninos

  • Comienza a leerle a tu hijo desde el momento en que nace. Nunca es demasiado pronto para animar a tu hijo a desarrollar el amor por la lectura.
  • Léele a tu hijo todos los días. Haz que la lectura se vuelva una parte esperada y agradable de su rutina diaria.
  • ¡Haz la lectura divertida! Si te gusta leer, él también lo disfrutará y aprenderá a asociar la lectura con algo divertido.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda identificarse como aquellos que se relacionan con sus experiencias de vida.
  • Crea una conexión personal entre tu hijo y un libro.
  • Haz libros con tu hijo, acerca de él, de su familia, de su escuela, de su vida, entre otros. Esta es una gran manera de fomentar el amor por los libros.
  • Asegúrate de que tu hijo te vea leyendo, ya sean sus libros, el periódico o la caja del cereal, si ven que te gusta leer, también querrán hacerlo.
  • No escojas libros demasiado largos o complicados para su edad y experiencia. Si están cansados y confundidos por la dinámica, no querrán continuar.
  • ·• Lleva a tu hijo a una de las actividades de cuenteros en tu biblioteca más cercana. Estas actividades son a menudo seguidas por actividades artísticas y tu hijo asociará la lectura con diversión.
  • Elogia todo intento de lectura de tu hijo, incluso cuando son pequeños y sólo están "leyendo" de memoria o están cometiendo muchos errores. Cualquier esfuerzo que ellos hagan debe ser elogiado y recompensado.
  • Cómprales libros como regalos o recompensas sorpresa por su buen comportamiento.

Consejos para los padres

  • Lee a tu hijo todos los días.
  • Haz que la lectura en voz alta sea parte de la rutina de tu hijo. A los niños les gustan las rutinas diarias, estas les ayudan a sentirse seguros. Leerle a tu hijo es una muy buena forma de terminar el día y una buna forma de prepararlos para ir dormir.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda estar identificado y pueda interactuar, libros de repetición, rimas, historias predecibles o libros con patrones de palabras. Estudios han demostrado que leerles a los niños este tipo de libros mejorará notoriamente la manera en que aprenden.
  • Elije libros apropiados para su edad y con temas que llamen la atención de tu hijo.
  • Utiliza los libros duros y gruesos para los bebés. No se dañarán incluso sí pasan más tiempo en la boca de tu bebé que en sus manos.
  • No trates de enseñarle a tu hijo cuando estés leyendo con él. Haz que la lectura sea divertida y deja que tu hijo te interrumpa, haga preguntas y te cuente la historia si la conoce.
  • Se expresivo cuando leas. Si te emocionas con la lectura, tu hijo también se emocionará.
  • Incluso si tu hijo ya pueda leer solo, sigue leyéndole.
  • Pon sus libros en una estantería baja o en contenedores plásticos que puedan alcanzar y acceder fácilmente.
  • Haz libros con tu hijo. Esto ayuda a fomentar la lectura y es divertido para la familia también. Utiliza fotografías de tu hijo, de tus familiares, mascotas, juguetes u otras cosas que tu hijo reconozca en cada página. También puedes pegar un pedazo de papel, tela u otros elementos con textura que tu niño pueda sentir. Escribe una palabra o dos en letras grandes y claras debajo de las imágenes y júntalo todo con grapas o cintas.

Técnicas para incentivar la lectura

Es más probable que un niño que disfruta de la lectura preste atención, la cual es esencial para el aprendizaje. Estas son algunas técnicas que los padres pueden adoptar para incentivar a que sus hijos disfruten de la lectura.

  • Deja que tu hijo pase las páginas a su propio ritmo. Está bien si él quiere saltarse parte la historia.
  • Las palabras no son tan interesantes para los niños pequeños quienes no siempre las entienden. Puedes hacer la experiencia de lectura más interesante haciendo referencia a las imágenes y estableciendo conexiones con la vida cotidiana de tu hijo. No temas en desviarte un poco de la historia ya que a los niños les encanta cuando se hacen conexiones.
  • La interacción con las historias y la adaptación de las mismas son unas de las cosas más efectivas que un padre puede hacer para incentivar a su hijo a leer y ayuda a que los libros sean más divertidos.
  • En vez de corregir la pronunciación de tu hijo, ayúdale a mejorar su entendimiento. Su lectura mejorará conforme él se familiarice con las palabras y los sonidos.