15 semanas de embarazo: Contracciones de Braxton Hicks

Al haber menos malestares propios del embarazo las preocupaciones principales se centran en los cambios corporales visibles.

En la 15 semanas de embarazo hay menos malestares propios del embarazo. Las preocupaciones principales se centran en los cambios corporales visibles como por ejemplo las contracciones de Braxton Hicks.

El aumento de peso en la 15 semanas de embarazo:

Estás en una etapa en la que no te ves “completamente” embarazada, pero aun así estás más grande de lo que querrías. Hoy en día se recomienda que el aumento de peso en el embarazo se sitúe entre los 11 y 16 kg., con variaciones de acuerdo a tu estado nutricional previo a embarazarte. Como guía muy general se espera un aumento de peso en el embarazo de 1,5 a 2 kilográmos en las primeras 12 semanas, luego 500 gramos por semana hasta el último mes en el cual se puede llegar a no aumentar o a crecer en 2 a 4 kg.

Los chequeos de esta etapa de embarazo:

A partir de esta semana y hasta la 20 tu obstetra te indicará que realices el test Triple Screening. El Triple test bioquímico en sangre materna se basa en el dosaje de 3 proteínas algunas fetales y otras placentarias extrayendo una muestra de sangre de una vena del brazo de la embarazada. Los dosajes se vuelcan, junto con otros datos, en un software hecho con base a los resultados de millones de embarazos y de ello surgirá el resultado del test. El Test Triple Screening se realiza con el fin de identificar aquellos bebés que pudieran tener ciertos defectos al nacimiento.

Tu cuerpo en la 15 semanas de embarazo:

Tu útero está a medio camino entre tu pubis y ombligo. Puedes empezar a sentir las contracciones de Braxton Hicks. Se trata de contracciones indoloras que duran aproximadamente 30 segundos que se pueden tomar como un calentamiento de tu útero antes de dar a luz. A medida que el embarazo avanza, estas contracciones se van tornando más frecuentes y duraderas, incluso dolorosas. La alimentación en el embarazo es muy importante, intenta alimentarte con muchas frutas y realiza una actividad física moderada para tratar de evitar el estreñimiento que es muy común en las embarazadas. Tu médico también puede aconsejarte sobre esto.

¿Cómo está tu bebé?

  • Tu bebé mide 12 cm. de largo y pesa algo menos de 50 gramos.
  • A esta altura sus huesos comienzan a adquirir solidez y un vello muy fino lo recubre y le seguirá creciendo hasta la semana 26 de gestación.
  • Por otra parte, el cuello se ha alargado, sus párpados están pegados y su cabeza no está tan doblada hacia el pecho.
  • Verás que sus desplazamientos son amplios ya que son ayudados por el líquido amniótico que lo rodea, de esta forma puede ejercitar sus músculos.
  • En cuanto a su piel es extremadamente fina, llegando a ser prácticamente traslúcida.
  • Tu bebé aprende a chuparse el dedo. Primer reflejo de succión.

Tratamos de ser lo más precisos posible, pero teniendo en cuenta que las tasas de crecimiento y desarrollo del embarazo son ocasionalmente diferentes en cada mujer, te recomendamos leer la semana de tu embarazo con un rango de una semana hacia adelante y una semana hacia atrás. Si tienes alguna duda adicional, consulta con tu médico.

Si necesitas calcular tu semana exacta de embarazo ingresa a nuestra herramienta y conoce cuándo va a nacer tu bebé.

https://huggies.com.pe/aplicaciones-para-mama/calculadora-de-embarazo/

Te puede interesar

El Yoga y el embarazo

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc.

La actividad corporal es especialmente necesaria durante el embarazo. El cuerpo sufre una serie de cambios que afecta tu estado de ánimo y producen dolores o molestias físicas como náuseas, dolores lumbares, hinchazones de pies, estrías, etc. Para combatir estos dolores el yoga y el embarazo se llevan muy bien.

Durante la gestación de tu bebé es muy importante acompañar todos estos cambios con una actividad física que te permita relajarte mentalmente y vivir tu embarazo con la plena felicidad que mereces.

¿Cómo practicar el yoga en el embarazo?

La práctica de las meditaciones yóguicas te ayudan en este aspecto logrando un equilibrio físico y emocional. Las asanas (posturas yóguicas) permiten conectarte con tu bebé y transmitirle toda la paz y la energía positiva para un crecimiento saludable.

También reducen la ansiedad por el hijo que crece dentro de ti y el temor que causa el miedo al dolor y a lo desconocido, ayudando a conectarte con tu cuerpo y fortaleciendo tu mente para mantenerla en calma en los momentos necesarios.

Por otro lado, la pranayama (respiración yóguica) te ayuda a evitar la fatiga, la tensión nerviosa, a eliminar toxinas y te obliga a concentrarte, no perder tu ritmo e ir más allá del dolor, logrando de este modo un parto más fácil y corto.

No es necesario que te encuentres realizando yoga anteriormente para poder practicarlo durante tu embarazo. La actividad física será beneficiosa para tu salud y la de tu bebé.

No existe un yoga especial para embarazadas, sino que se adaptan las prácticas normales a las necesidades de las futuras mamás, por lo que esta práctica se realiza con grupos exclusivamente de embarazadas, que además te permiten la posibilidad de compartir tus experiencias con otras mujeres que, como tú, atraviesan por esta etapa tan bella de la vida de una mujer.

Si te das a la tarea de practicar, en intenet puedes encontrar muchas madres blogueras que adquirieron esta actividad para hacer de su embarazo una experiencia saludable. Consulta cualquier ejercicio con tu médico.

Te puede interesar