Embarazadas fumando: ¿cómo dejar de fumar?

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé.

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé. Las embarazadas fumando pueden llegar a afectar la salud de toda la vida de su hijo.

Embarazadas fumando: la ayuda del cambio hormonal

Durante la gestación, el organismo de la mujer será un gran aliado para superar la adicción al tabaco. Con los cambios hormonales, se produce una alteración en el olfato que potencia los olores del ambiente. En consecuencia, es muy probable que el olor a cigarrillo resulte molesto. Además, las náuseas y los vómitos al comienzo del embarazo también disminuyen las ganas de fumar.

Embarazadas fumando: Un plan ideal para dejar de fumar

Otra alternativa para no fumar es seguir un programa especial ideado por especialistas en tratamientos para dejar el cigarrillo. Básicamente se trata de seguir estos 6 pasos:

Anota cada vez que fumas:

  • En qué situaciones fumas
  • Alternativas, es decir, qué puedes hacer en lugar de fumar
  • Establece un plan

Escribe tus razones para querer dejar de fumar

  • Al menos una razón para ti y una para el bebé
  • Calcula cuánto ahorras si dejas de fumar e imagínate en qué puedes usar ese dinero

Establece objetivos

  • Escribe en un papel cómo los conseguirás
  • Recuérdate por qué quieres dejar de fumar
  • Consulta tus objetivos con frecuencia para acordarte de ellos

Decide qué día lo dejarás, elige un día que te parezca importante. No cambies el día

  • Pide a los fumadores que muestren consideración y no fumen cerca de ti

Prepárate bien

  • Haz algo por ti y por tu bebé (ejercicios de relajación, natación, pasear, bañarte, ir al cine)
  • Averigua qué situaciones o pensamientos ponen el dejar de fumar en peligro. Si existe alguno de ellos, elimínalo o busca formas de reaccionar ante él
  • No te rindas aunque caigas y fumes un cigarrillo

Dejaste de fumar

  • Felicitaciones por dejar de fumar
  • Recuérdate por qué querías dejarlo
  • ¿Cómo crees que tu bebé se siente ahora?
  • Protégete y créate un ambiente que te proporcione seguridad y bienestar
  • Si sientes estrés e inquietud, es una señal de que su cuerpo se está adaptando a la falta de nicotina
  • Ten al alcance de la mano fruta o agua para cuando aparezcan las ganas de fumar
  • Haz ejercicio regularmente
  • Utiliza tu energía positivamente ¿Está todo preparado para el bebé?
  • Ya has comenzado a construir para ti y para tu bebé un buen futuro, eso es lo que importa

Te puede interesar

26 semanas de embarazo: Los pulmones del bebé

Los pulmones del futuro bebé comienzan a secretar surfactante que es una sustancia esencial para que los pulmones puedan expandirse.

A partir de las 26 semanas de embarazo los pulmones del futuro bebé comienzan a secretar surfactante que es una sustancia esencial para que los pulmones puedan expandirse.

Las ecografías pueden determinar el grado de desarrollo fetal, como así también pueden dar a conocer el sexo del bebé . Sin embargo, algunas veces, su posición dentro del útero no permite visualizar sus órganos genitales. Si es tu caso, no desesperes; tendrás que esperar unos días más para saber si comprar ropita rosa o celeste. Asimismo, este es un buen momento para ir pidiendo consejos a tus amigas y familiares sobre la elección del pediatra.

Tu cuerpo en las 26 semanas de embarazo

Algunas mujeres notan una descarga de color amarillo, pegajosa, que sale por el pezón. Se llama calostro, y es la primera leche que se prepara para salir de tus senos. Hay mujeres a las que no les sale calostro hasta el momento del parto.

El calostro es una "pre leche", muy rica en anticuerpos, que ayudará a tu bebé a mantenerse libre de enfermedades. Ésta será su primera comida y, puedes estar segura, no hay ninguna de mejor calidad.

La leche posterior al calostro aparecerá a los tres o cuatro días luego del nacimiento de tu bebé.

A medida que tu embarazo va creciendo y el peso se vuelve mayor, aparecen con más frecuencia los dolores de espalda, de pelvis y de pies.

Para tolerar mejor estos síntomas es conveniente utilizar calzado cómodo chato, incluso es probable que requieras un cambio en el número de tu calzado al aumentar las dimensiones de tu pies. También es recomendable disfrutar unos masajes de espalda y de pies que te ayudarán a relajarte.

Tu bebé en las 26 semanas de embarazo

Tu bebé pesa alrededor de 900 gramos y el aumento de los depósitos de grasa en su organismo, paralelamente al crecimiento de los órganos ya desarrollados, le brinda un aspecto menos delgado y más proporcionado.

En cuanto al desarrollo de sus sentidos, estos se van haciendo cada vez más agudos, pudiendo actualmente reaccionar, por ejemplo, a la luz.

Sus pulmones comienzan a secretar surfactante que es una sustancia esencial para que los pulmones puedan expandirse. Este fenómeno es uno de los pilares más importantes en la maduración intrauterina ya que es vital para la respiración si llegara a nacer en esta semana adelantándose a su mejor estadio. No obstante esto, aún no es la mejor época para el parto.

continúa acumulando capas de grasa por debajo de su piel a modo de “depósito de seguridad”. La piel se vuelve más lisa.

Te puede interesar