Embarazadas fumando: ¿cómo dejar de fumar?

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé.

Abandonar el cigarrillo durante el embarazo es una tarea que corresponde tanto al padre como a la madre. Ambos son responsables de la nueva vida que viene y deben dejar de fumar para contribuir a una buena salud y al sano desarrollo del bebé. Las embarazadas fumando pueden llegar a afectar la salud de toda la vida de su hijo.

Embarazadas fumando: la ayuda del cambio hormonal

Durante la gestación, el organismo de la mujer será un gran aliado para superar la adicción al tabaco. Con los cambios hormonales, se produce una alteración en el olfato que potencia los olores del ambiente. En consecuencia, es muy probable que el olor a cigarrillo resulte molesto. Además, las náuseas y los vómitos al comienzo del embarazo también disminuyen las ganas de fumar.

Embarazadas fumando: Un plan ideal para dejar de fumar

Otra alternativa para no fumar es seguir un programa especial ideado por especialistas en tratamientos para dejar el cigarrillo. Básicamente se trata de seguir estos 6 pasos:

Anota cada vez que fumas:

  • En qué situaciones fumas
  • Alternativas, es decir, qué puedes hacer en lugar de fumar
  • Establece un plan

Escribe tus razones para querer dejar de fumar

  • Al menos una razón para ti y una para el bebé
  • Calcula cuánto ahorras si dejas de fumar e imagínate en qué puedes usar ese dinero

Establece objetivos

  • Escribe en un papel cómo los conseguirás
  • Recuérdate por qué quieres dejar de fumar
  • Consulta tus objetivos con frecuencia para acordarte de ellos

Decide qué día lo dejarás, elige un día que te parezca importante. No cambies el día

  • Pide a los fumadores que muestren consideración y no fumen cerca de ti

Prepárate bien

  • Haz algo por ti y por tu bebé (ejercicios de relajación, natación, pasear, bañarte, ir al cine)
  • Averigua qué situaciones o pensamientos ponen el dejar de fumar en peligro. Si existe alguno de ellos, elimínalo o busca formas de reaccionar ante él
  • No te rindas aunque caigas y fumes un cigarrillo

Dejaste de fumar

  • Felicitaciones por dejar de fumar
  • Recuérdate por qué querías dejarlo
  • ¿Cómo crees que tu bebé se siente ahora?
  • Protégete y créate un ambiente que te proporcione seguridad y bienestar
  • Si sientes estrés e inquietud, es una señal de que su cuerpo se está adaptando a la falta de nicotina
  • Ten al alcance de la mano fruta o agua para cuando aparezcan las ganas de fumar
  • Haz ejercicio regularmente
  • Utiliza tu energía positivamente ¿Está todo preparado para el bebé?
  • Ya has comenzado a construir para ti y para tu bebé un buen futuro, eso es lo que importa

 

Te puede interesar

Efectos de las drogas en el embarazo

Los efectos de las drogas dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Los efectos de las drogas en el embarazo dependen de la intensidad y el tiempo de consumo, y su relación con el embarazo. Pero siempre son perjudiciales, tanto las que son permitidas como las que no.

Con respecto a las drogas permitidas, su consumo debe ser suspendido incluso de ser posible antes del embarazo. Las xantinas, café, mate, etc., consumidas en cantidades moderadas a grandes, producirían un bajo peso al nacer y mayores riesgos de parto pretérmino. El tabaco provoca alteraciones en el embarazo, sobre todo bajo peso al nacer, parto pretérmino y complicaciones del parto.

Razones para evitar las drogas en el embarazo

El alcohol se debe suspender por los riesgos de malformaciones de variada entidad y cuantía, de aborto, de complicaciones en el embarazo y en el parto. El alcohol es el principal teratógeno (generador de malformaciones) conocido.

La marihuana, uno de cuyos productos atraviesa la barrera de la placenta y por lo tanto llega al feto, ha demostrado provocar alteraciones del desarrollo psicoafectivo, aunque otros efectos posibles no han sido confirmados.

La cocaína produce retardo intelectual, malformaciones de distintos tipos y síndrome de abstinencia de cocaína al recién nacido. Además, el feto es expuesto a las sustancias por la vasodilatación, es decir, por el ensanchamiento de los vasos sanguíneos y el consecuente aumento de la presión intravascular.

El uso de pasta base ha demostrado efectos adversos en el período embrionario y en el embarazo, pero en nuestro medio no hay estudios rigurosos por el momento, dada la relativa novedad de su uso y la evaluación de sus consecuencias en el embarazo.

En resumen, el uso de drogas ilegales además de afectarte a ti puede afectar tu embarazo en todas las etapas. Éstas te exponen a conductas de riesgo en las que puedes contraer enfermedades infecciosas graves como el VIH y la Hepatitis B o C.

Te puede interesar